El ojo del amo engorda el caballo